Ven a descubrilas: 

En abril novedades MIM

Más módulos en "Túnel Universo", nuevos talleres científicos y el estreno de una nueva modalidad: las IntervenCiencias. 

 

Abril novedades mil vertical

 

Abril novedades mil portada

Abril novedades mil portada

 

Durante abril el MIM estrenó una serie de novedades dentro de su oferta expositiva y de actividades complementarias, entre las que se cuentan más módulos en su nueva sala dedicada a la astronomía “Túnel Universo”, dos nuevos talleres científicos y el debut de las IntervenCiencias, que emergen como una nueva modalidad para sorprender a los visitantes.

Algunas de las novedades de “Túnel Universo” son “El lado oscuro de la luz”, donde la invitación es a desplazar la mano por una pantalla ubicada en un muro para formar un rayo de luz, luego seguir el recorrido por un prisma y presenciar la creación de un arcoíris; y “Vida en otros mundos”, que contiene una muestra representativa de los planetas extrasolares que se han encontrado hasta ahora y donde el visitante es invitado a descubrir las condiciones que permitirían que un planeta sea habitable.

En otra de las novedades podrán convertirse en cazadores de planetas cuando manipulen un anillo para acceder a información que muestra los lugares en donde podría haber vida dentro del Sistema Solar; y además contemplar una gigantografía con el registro más antiguo que podemos observar del Universo.

Desde ahora también podrán sorprenderse con “Cambio de estación”, que permite girar y alinear un disco, el cual contiene ilustraciones de la Tierra en diferentes épocas del año, para ver cómo el planeta recibe luz en cada estación, enfatizando la importancia de su ángulo de inclinación en la ocurrencia de eclipses; y “Curvando al cosmos”, que aborda el efecto que tiene la masa de los objetos en el espacio y el tiempo: a mayor masa, mayor es el efecto de la curvatura.

Además, el MIM estrenó también en “Túnel Universo” una nueva modalidad dentro de su oferta de actividades complementarias: las “IntervenCiencias”. Se trata de tres diferentes intervenciones científicas sorpresivas y sin previo aviso, que buscan asombrar a los visitantes con experimentos que abarcan algunos fenómenos físicos importantes en la observación y comprensión de la astronomía.

“Masas que curvan” es una de estas instancias sorpresa, donde apreciarán cómo funciona la curvatura espacio-tiempo al someter esferas con distintos tamaños y pesos, a un artefacto que simula esta deformación.

En “Poder de recolección de un telescopio” se realiza un experimento que involucra espejos curvos y una imagen retroiluminada, para sumergir a los espectadores en el mundo de los telescopios y su funcionamiento.

La última intervención será “Cohete Rocket”, en que mediante un artefacto muy singular se abordan las aplicaciones en astronomía del fenómeno conocido como “efecto Doppler”, que es utilizado en el estudio de la luz para detectar los movimientos de las galaxias o el descubrimiento de exoplanetas.

Nuevos talleres científicos

El MIM también lanzó dos nuevos talleres científicos que se imparten de martes a viernes: De la cocina al laboratorio ¿Qué contienen los alimentos? y Lejano o pequeño ¿Cómo ver lo que no vemos?.

En la primera actividad complementaria se revelará mediante entretenidos experimentos la ciencia que esconde en los alimentos. La invitación es a experimentar con algunos de sus componentes que no se ven a simple vista y ver increíbles reacciones químicas con ingredientes que usamos a diario. Aquí comprobarán que un alimento puede crecer frente a sus ojos, verán microfotografías de alimentos que ingerimos a diario y crearán los magníficos, y a la vez extraños, “fideos invisibles”.

En el segundo taller experimentarán con distintos lentes y apreciarán cómo, según sus características o combinaciones, pueden agrandar o ver lejanas distintas estructuras. Además, se asombrarán con el mundo que se oculta en una gota de agua, gracias a la tecnología láser; comprobarán qué pasa con un video si usamos un juego de espejos y una cámara oscura y se sorprenderán al ver que una imagen del exterior del museo puede proyectarse hacia el interior, sin trucos de magia y solo valiéndose de la ciencia.

¿Qué es lo más pequeño que puede ver un ojo humano? ¿Cómo podemos generar una imagen aumentada de algún objeto? ¿Por qué no vemos los detalles de las cosas lejanas? Son algunas de las preguntas a las que se enfrentarán en este taller con el que hay que tener “mucho ojo”.